La Diputada Gladys Medina desmintió una denuncia impulsada por Gustavo Morales

La Diputada Nacional Gladys Medina desmintió esta mañana en LV12 una serie de denuncias en su contra.  La parlamentaria nacional había recibido de parte del Congreso de la Nación una notificación donde se le comunicaba de  una denuncia en su contra por  presunta usurpación de títulos y honores. Además, también se la acusaba de presunta  defraudación a la administración pública.

La denuncia, habría sido impulsada por el reconocido abogado tucumano, Gustavo Morrales, en base a elementos aportados por la seccional local del gremio de judiciales (UEJN), conducido a nivel nacional por Julio Piumato.  En la misma, se señalaba a la legisladora nacional, como empleada del Poder Judicial, prestando servicios en el Juzgado de Paz de Banda del Río Salí.

En declaraciones a LV12, la diputada Medina explicó que presentó al Congreso de la Nación un informe elevado por la Justicia de la provincia donde se desliga de todos los cargos y se niega explicitamente vinculación alguna con el Poder Judicial. El informe en cuestión, en el cual se niega toda viculación al Poder Judicial, concluye con la firma del Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Daniel Posse.

“Antes de hacer la denuncia deberian corroborar de que es así, me he visto afectada pero he podido demostrar que esto era una falsa denuncia”, expresó la parlamentaria, explicando además que la denuncia tuvo una clara intencionalidad política, debido a que fue efectuada días antes de los comicios provinciales.