Juri y la maldición de los cargos prometidos

Por Martín Faciano

El ex vicegobernador y actual Presidente Subrogante de la Honorable Legislatura, Fernando Arturo Juri, está pronto a culminar su segundo período consecutivo como legislador provincial.  Ante la imposibilidad constitucional de seguir en la cámara parlamentaria, y dado que en los últimos comicios provinciales resultó electo Concejal por San Miguel de Tucumán, todo indica que su futuro político estaría en el Concejo Deliberante capitalino.

Los futurólogos y principales difundidores de rumores políticos, advierten que Fernando Juri será el Presidente del próximo período en el Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán. Ayer, en el cónclave que la dupla gobernante, mantuvo con los diputados, precandidatos a diputados nacionales y la  dirigencia capitalina, tuvo un lugar de relativo protagonismo: fue uno de los oradores. La mayoría de los presentes entendieron  que en lo escénico se vió el aval explícito del gobernador Juan Manzur, para que el resto de los ediles se encolumen atrás de Juri, para salir a pelear la conducción en la conformación del próximo concejo.

Sin embargo hay también un conjunto de dirigentes más cautos, que creen que todo está por verse. Son aquellos que entienden los gestos como el universo de los amagues. Es que Juri era número puesto para ser el candidato a intendente capitalino del oficialismo provincial en los últimos comicios. Sin ir mas lejos, el reelecto intendente taficeño, Javier Noguera, lo había saludado públicamente el pasado 24 de enero, deseándole exitos en  su determinación de avanzar como el candidato del peronismo unido en la Capital.

Pero finalmente fue el designado candidato a intendente fue Mario Leito , y la promesa de premio consuelo para Juri fue encabezar la nómina de precandidatos a diputados en los comicios nacionales. Algo que tampoco resultó, devido a que la misma también terminó siendo encabezada por el Presidente del Club Atlético Tucumán.

¿Podrá Fernando Juri llegar a ser el próximo Presidente del Concejo? Desde su entorno dan por descontado que así será, y que más allá de la bendición de la dupla gobernante, su buena relación con el intendente Germán Alfaro, también le jugaría a favor. Sin embargo, el antecedente de  Carolina Vargas Aignasse, quien en una oportunidad perdió la presidencia del cuerpo en manos de Javier Aybar, opera como un recuerdo siempre presente en el imaginario dirigencial, donde  la posibilidad de que el poder se escurra como una tortuga que se escapa, aparece como el principal temor.