Grupo “Platabanda”: ¿Emerge un sub bloque en el oficialismo legislativo?

El agrupamiento de dirigentes para conformar polos de poder o facciones internas en el peronismo es un fenómeno que tiene antecedentes cercanos. Sin ir más lejos, en el año 2014, en el seno del alperovichismo surgieron dos fracciones de dirigentes capitalinos que  se plantaron y disputaron el centro de la escena. En La Gaceta les pusieron nombre: el grupo “Terrazas“; y el grupo “Frontón“.

El espacio más homogéneo era entonces el grupo “Terrazas”, y estaba integrado por    Carolina Vargas Aignasse (era entonces Secretaria General de la Gobernación), Marcelo Caponio (como Secretario de Gobierno) y Guillermo Gassenbauer (Legislador). Era el grupo que ostentaba mayor influencia política y oficiaba de intermediario entre el resto de la dirigencia y las primeras líneas del Poder Ejecutivo.

La reacción a ese mini bloque fue el abroquelamiento de otro puñado  de dirigentes capitalinos: Armando Cortalezzi (interventor de la Caja), Rolando Alfaro (legislador) y Javier Morof (concejal), entre otros, conformaron el grupo “Frontón”. El agrupamiento en clave reactiva, tenía por objeto posicionar nuevos interlocutores y desplazar los intermediarios mencionados anteriormente.

De manera similar, ahora en su versión como Legislador, el ex bussista Javier Morof, ha impulsado la conformación de una nueva mesa en la cual  apuestan a la generación de nuevos canales de diálogo. Esta vez entre un grupo de parlamentarios y las cabezas del PE y el PL. La idea de un sub – bloque negociador, ha sido abordada y ha empezado a tomar forma a partir de un íntimo evento gastronómico en el cual, en total, hubo 6 legisladores del oficialismo (3 por Sección Este y 3 por Capital), que compartieron carnes asadas junto a un parlamentario de Fuerza Republicana que hoy pareciera estar cada vez más lejos del partido que hoy conduce el hijo del difunto genocida.

Si bien el anfitrión organizador del mitín y el legislador mutualista que trabajó la convocatoria, hoy forman parte del núcleo duro de la “mesa chica” del vicegobernador Osvaldo Jaldo en la Legislatura, nada hace pensar que este reagrupamiento de parlamentarios no aspire  a disputar  en corto plazo la jefatura del bloque o la mesa de conducción institucional de la Cámara, donde hoy la Sección Este no ocupa ningún lugar.

Un aspecto crucial que fue determinante para la conformación de este sub bloque justicialista, (ue algunos legisladores llamaron el grupo “Platabanda”), es que sus integrantes no llegaron a las bancas por medio de listas oficiales. Todos salieron por acoples y hoy se autoperciben como una suerte de legisladores  que “no le deben nada” al gobernador Juan Manzur.

Si bien los  legisladores convocantes hoy son “riñón” del vice, los demás parlamentarios que hoy se paran en la platabanda, tampoco se consideran bien tratados por el Titular de la HLT. En ese sentido, anhelan como mínimo, ser contenidos con las mismas caricias que reciben hoy sus pares del mini bloque alfarista, el PJS.

De esta manera, con la conformación de alianzas subterráneas, se empieza a desafiar tácitamente la conducción del bloque ejercida hoy por el histórico Roque Tobías Álvarez. De ahora en más, el taficeño (eclipsado con la designación de su vecino Alejandro Martinez como Prosecretario) también deberá lidiar con este entramando donde en la comunidad en organización también  convergen la nueva fuerza del Este y la marea verde capitalina.