En seguridad no hay soluciones facilistas ni demagógicas, alertó Vargas Aignasse.

“Si hay que ir a la Luna a buscar un satélite porque es bueno para Tucumán y para todos, lo voy a hacer”, dijo Gerónimo Vargas Aignasse. El presidente de la Comisión de Seguridad de la Legislatura no escondió sus ganas de formar parte del Poder Ejecutivo (PE) y reconoció que aceptaría ocupar el cargo de ministro de Seguridad, en caso de una salida de Claudio Maley, actual titular del área.

Sin embargo, el parlamentario remarcó que la ola de inseguridad registrada en la provincia “no se soluciona cambiando un ministro y poniendo a otro”. “Es una cuestión de poder invertir en el área. No se trata de una solución facilista y demagógica de pedir cambio sin aportar una idea, como lo hace la oposición. Por eso, quiero destacar a Mariano Campero (intendente de Yerba Buena), quien se ha sentado con nosotros a trabajar en un diseño de política criminal para su municipio. Buscó una solución al problema y no un título en algún medio periodístico”, enfatizó en una entrevista con el programa “Buen Día”.

Respecto de los casos de abusos policiales, reprochó el “exabrupto” registrado en la comisaria de Concepción y apuntó a la formación de “los cuadros policiales” para adquirir la capacidad de actuar ante situaciones de conflicto. “No es fácil conducir una institución como la Policía. Todos los sabemos: tuvimos un paro en 2013 por salarios que terminó con 25 muertos o más en Tucumán. Sabemos, claramente, que funciona en algún porcentaje importante como una corporación abroquelada, y es difícil muchas veces hacer modificaciones o controlar. La democratización de la Policía es un camino, no se hace de un día a otro”, manifestó.

Vargas Aignasse resaltó, a la vez, los controles que se vienen desarrollando en la capital, en el marco de la ley antimotoarrebatos, con la intención de concientizar a los conductores.

Fuente: La Gaceta