El bussismo refutó las críticas del espacio de Alfaro: “intentan desviar la atención”

"Son las reacciones propias de lo falsos opositores que responden al actual Gobierno", reprochó la legisladora Orquera.

Integrantes del bloque de Fuerza Republicana (FR) de la Legislatura salieron en respaldo de su líder, Ricardo Bussi, en medio de un tenso cruce con el alfarismo ligado a la denuncia del camarista Enrique Pedicone en contra del vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT), Daniel Leiva.

El intendente de la Capital, Germán Alfaro (PJS), y un legislador de su espacio, Raúl Pellegrini, expresaron la hipótesis de que el Gobierno provincial “protege” a Bussi.

Según la denuncia de Pedicone, el vocal Leiva le indicó, por supuesto pedido del Gobierno provincial, que “maneje la intensidad” en la causa contra por presunto abuso sexual y corrupción en contra de Bussi, ya que este era “funcional” al oficialismo. El integrante de la CSJT negó los dichos y refutó la versión del camarista.

El bussismo le dio su apoyo al jefe de la bancada de FR. Sobre todo luego de las declaraciones de Pellegrini, quien afirmó que le “destaparon la olla a ‘coliflor’ Bussi”.

“Comenzaron los peones del patrón de estancia ⁦Alfaro. Legislador Pellegrini, revea las declaraciones del juez Pedicone, quien afirma que a Ricardo Bussi le armaron una causa para tenerlo ‘picando bajo’. El día de mañana le puede pasar a usted. Ah, no, a usted no, mientras no se pase de bando como es su costumbre”, ironizó Horacio Vermal (FR).

Sandra Orquera, vicepresidenta segunda de la Legislatura, también respaldó al ex candidato a gobernador. “Estas son las reacciones propias de lo falsos opositores manzuristas, quienes responden al actual gobierno. Intentan desviar la atención, insultando a Ricardo Bussi, en vez de pensar que a cualquiera de nosotros nos puede pasar, tal como lo que dijo Pedicone, ‘que te armen una causa penal'”, afirmó Orquera.

Nadima Pecci, también legisladora por FR, afirmó que el partido bussista actúa “en contra de los avances del oficialismo y de los grupos K”. “En este caso concreto, la razón indica qué el único motivo para presionar mediante la causa penal es que el bloque, de hecho, es un obstáculo opositor. Nadie ataca a quién les funcional”, sostuvo Pecci.

Fuente: La Gaceta